Bolsos con Estilo y sobre todo Prácticos

Empecemos con la verdad, a mi las carteras no me gustan.  No me gusta cargarlas, no me gustan porque las lleno de cosas que no necesito como si fuera una de las niñas de dos años de mi trabajo.  El punto es que no me gusta comprarlas, usarlas o llenarlas.

Otra desventaja que tengo es que yo soy fatal combinando.  No sé que fue lo que Dios me vio, pero dijo a esta mujer le voy a dar cero sentido de la moda.  Yo sufro haciendo combinaciones que realmente vayan bien.  Como tampoco tengo tantos bolsos ni zapatos, pues se hace más difícil, creo.  Realmente no sé si es mi falta de conocimiento en esa área.

Una de las cosas que hago y que seguramente hago muy mal es que quiero meter todo a mis carteras o bultos.  Siempre pienso que algo que se puede quedar importante y que luego lo voy a necesitar.  La verdad es que nunca necesito nada, y si lo necesito como no recuerdo todo lo que metí ni me acuerdo de que está y es como si no lo tuviera.

El asunto es que necesito carteras o bultos para poder sobrevivir, porque en algún lugar tengo que echar las cosas.  Más aún para la escuela, porque siempre tengo que andar con computadora, el cargador, la agenda, los colores para el proyecto de ciencia y un sinnúmero de cosas.  Todo para poder lograr que mis niños de dos años y medio se mantengan divertidos y sin meterse en problemas todo el día.

Cuando estaba empezando mi maestría me compré un bulto rojo, que yo encontraba precioso en aquel momento y que era súper práctico para mi.  Podía cargar la computadora y lo que necesitaba para sobrevivir a la universidad.  Terminé mi maestría y mis prácticas con el mismo bulto.

El bulto me acompaño hasta mi mudanza para los Estados Unidos.  Llevaba conmigo alrededor de cinco años.  En julio de 2019 me di cuenta que cada vez que me ponía el bulto en la ropa se me quedaban como residuos rojos.  Era que el bulto ya se estaba “pelando” por dónde uno se lo engancha en el brazo.  Sufrí, porque como les digo yo no soy de ir de compras y mucho menos de bultos o carteras. El bulto que tenía, que lo amaba, era bueno, pero no se podía limpiar porque se dañaba.  Así que una de las nuevas metas, era tener un bulto que fuera mejor

Nunca encuentro lo que quiero y una vez yo consigo algo que me gusta con eso me voy a quedar hasta que de verdad ya no sirva para más nada. Así pasó con mi bulto rojo.  El punto era que de verdad ya no daba para más.  Me daba hasta bochorno entrar con el a la escuela todos los días. 

Así que comencé a pensar en cosas que había visto y me habían gustado.  Me acordé de un bulto que había visto en Instagram porque alguien lo compartió que era de Stella & Dot.  Entré a su página y lo busqué.  Tomé un screenshot y le pregunté a la muchacha (hoy mi mentora) que si era bueno el bulto, si se podía limpiar y cosas que me interesaban. 

Todas las respuestas que recibí fueron positivas.  Me dijo que hasta podía limpiarla con toallas húmedas de bebé.  Yo quedé encantada.  Los colores me gustaban y era perfecto para lo que yo lo necesitaba.  Ese mismo día hice la compra.

No se tardó nada en llegarme a la puerta de mi casa.  Cuando lo abrí me sorprendí.  No pensaba que era tan grande.  Además los colores son HERMOSOS Y BRILLANTES.  Por si eso fuera poco, hasta por dentro el bulto es hermoso. 

¿Qué les digo?  El bulto es PER-FEC-TO.  Se puede limpiar como les dije.  Es bonito, combina con todo.  Le cabe todo.  Se puede usar de cartera, de bulto, de bolsa de playa, para viajar, para lo que tu quieras.  Además de todas esas cosas tiene mi nombre escrito.  Es un sueño de bulto. 

Una de las cosas que más me encantan del bulto es que me lo puedo llevar para viajar y cabe debajo del asiento de el frente sin ningún problema. Tiene un bolsillo al frente dónde puede poner tu pasaporte, tu celular y lo que necesites a la mano para pasar la seguridad del aereopuerto.   También se agranda.  Así que si te vas de “road-trip” un fin de semana le puedes poner tu ropa adentro y lo que necesitas y no tienes que llevarte más nada.  Es un espectáculo de bulto. 

Les he estado diciendo que soy un desastre a la hora de comprar carteras o bolsos de viaje para mujer.  ¡Tengo una confesión!  En diciembre me compré otro, también de Stella & Dot, porque ya sé de que se trata y que es perfecto, lindo, espacioso, multiusos, combinable con todo y duradero.  Realmente no puedo pedir más.

Soy de esas personas que no se pueden bañar en su dinero.  Tengo lo necesario para vivir, ir a comer fuera cuando quiero y tener las cosas que me gustan.   Así que escojo muy bien en que quiero gastar mi dinero, porque no es como que es muy fácil ganármelo.  Y tengo que aceptar que haber comprado estos bultos es de las mejores inversiones que he hecho.

Bueno para terminar te puedo decir que aquí puedes encontrar una selección de bolsos, bultos o carteras de muy buena calidad.  Artículos que son a prueba de niños de dos años y medio y de adultos descuidados como yo.  Llegan directo a la puerta de tu hogar si así lo decides y te duran mucho.  Es usar tu dinero con inteligencia.  Además, son bonitos y a la moda, si es que eres como yo, el desastre de la vida.

Disfruta tu semana, y si estabas buscando un bulto… de nada.  Te ahorraste experimentar y que no te saliera como tu esperabas.  Todo el que ve mis bultos los quiere, la hermosura es REAL.  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.