Les tengo un secreto (Shhh….)

Este año comencé con una meta bastante clara.  Creo que hacía mucho tiempo no me ponía algo tan claro.  Siempre me conformaba con decir, si consigo esto bien y si no algo mejor vendrá.  En enero no fue así, dije quiero lograr ESTO.  Lo anoté en mi agenta y le puse fecha para que se cumpliera.  Tendría que haberlo lograrlo para el 19 de marzo de 2020.

Comencé con todas las fuerzas del mundo.  Me puse a trabajar en lo que quería lograr.  Hice todo lo que me recomendaron para lograrlo.  Pasé noches sin dormir, escribí y me atreví a hacer cosas que nunca había intentado.  Dejé el bochorno a un lado y me atreví.  Porque como dicen si quieres cosas diferentes, definitivamente tienes que hacer cosas distintas.

Photo by Renáta-Adrienn

Creí que iba a lograr al menos una gran parte de mi meta en un evento que parecía no fallar.  No fue así.  En aquel momento no logré ABSOLUTAMENTE NADA comparado con lo que trabajé.  Mi fecha de cumplir se acercaba y nada estaba pasando.

Volví a coger más fuerzas y a seguir instrucciones.  Hice, hice e hice.  Nuevamente nada pasó.  Una vez más me atreví, probé con algo nuevo y tampoco funcionó.  TODO PARECÍA OSCURO. Allí quedé, baje mis brazos y dije, “bueno que sea lo que Dios quiera, no me voy a quitar, que me saquen si quieren”.

Tuve un rayo de luz y sucedió algo que no esperaba.  Aún no era suficiente para lograr mi meta.  De todos modos, ya mi fecha había pasado.  Miren como Dios obra, que la fecha me la extendieron, con todo y eso mi esperanza era ninguna. 

Faltando como cinco días para esa segunda fecha que me dieron, y en medio de la cuarentena, cuando todo parecía imposible, todo se dio.  No sé como todo pasó, pero pasó.  Así y en 36 horas más o menos logré lo que no había podido alcanzar en tres meses. Fue increíble que todo eso estuviese sucediendo, así como si nada.  ¡¡No lo creía!!

Photo by Wesley Eland

Pasó más o menos un mes de lo que yo me lo había propuesto.  Pero así son los planes de Dios, PERFECTOS. Lo logré, mejor dicho, lo logramos o Él me dejó lograrlo.  La verdad es que tuve que trabajarlo, pero se pudo.  Sin embargo, no fue a mi tiempo, fue a SU tiempo, pero con mis metas incluidas.  No sé si pueden ver la perfección de su plan.

Podría dejar el escrito aquí, creo que el mensaje está bastante claro, pero vamos a discutirlo.  Porque tal vez tu aprendiste algo que no es lo mismo que yo.  Así que como siempre trato en mis escritos te voy a decir algunas cosas de las que aprendí con esto.

Photo by Hannah Olinger

Primero:  Escríbelo

Escribe lo que quieres lograr.  Si no sabes lo que quieres te vas a conformar con CUALQUIER COSA.  ¿Sabes lo peligroso de esto? Que aplica en todas las facetas de tu vida. 

Vas a tener a cualquier persona como amigx.  Eso a la larga es uno de los peores errores que podemos cometer.  No cualquier persona se crea una amistad verdadera.

Tu pareja va a ser cualquiera.  ERROR.  No sé ni para que te lo escribo, porque creo que esto si que se cae de la mata.  Si no sabes lo que quieres, cualquiera te puede sorprender, te puede “enamorar” y al final no era nada de lo que tu querías en tu vida.

Así mismo con el trabajo, las relaciones de vida, la carrera a estudiar, la casa o el apartamento que quieres, la computadora y hasta que vas a elegir en el supermercado en tu próxima compra.  CUALQUIER cosa que no sepas lo que quieres, posiblemente lo vas a escoger mal.  Hay sus excepciones, pero créeme que son muy pocas.  

Photo by AbsolutVision

Segundo: Lo Puedes Ver y Recordar

Si lo tienes escrito es un recuerdo para ti diario de que es eso que quieres lograr.  Tu mente, tu corazón y tu alma se alinean a querer lograr eso que tanto anhelas.  Lo vas a ver, te lo puedes imaginar y lo vas a soñar hasta verlo hecho realidad.

Cuando creas que no puedes seguir ve a aquel papel en que escribiste lo que querías lograr y las fuerzas llegarán.  No te puedo decir de dónde, pero va a pasar.  Aunque lo hayas intentado mil veces y nunca haya salido, ESTA VEZ si va a suceder, porque tu lo crees y todo tu cuerpo y mente también.

Te lo propusiste, ahora a LOGRARLO.  Esa inquietud, ese sueño, esa idea no estuviese dentro de ti, si tu no lo pudieses lograr.

Photo by David Monje

Tercero: El Tiempo de Dios es Perfecto

Los tiempos de Dios son PERFECTOS.  Si dejas las cosas en las manos de Dios y sigues trabajando en ellas, se van a volver realidad.  No tengo ninguna duda de eso.  Las cosas en manos de quien te creó se vuelven realidad.

Recuerdas cuando querías algo de pequeñx.  ¿Quién lo hacía realidad?  Usualmente a esto contestaríamos Mamá o Papá, tal vez ambos.  Hay casos en los que son abuelo, tía, tío, abuela, ya me vas entendiendo.  El punto es que incluir a Dios en tus planes, es hacerlo parte, pedirle y un Papá, siempre quiere lo mejor para sus hijxs.  Así que no desesperes.

Dios está trabajando junto a ti.  ¡¡¡Nunca lo dudes!!!

Photo by Clark Tibbs

Me despido por hoy, pero te dejo la tarea de escribir.  De ponerle fecha, pero que si la fecha pasa no lo borres, esa no era la fecha de Dios, pero eso no importa eso te va a ayudar a ti a enfocarte.  Te invito a soñar, a creer en ti y a volver a levantarte sin importar todo lo que ha pasado hasta ahora.

Lo vas a lograr, aunque nadie crea en ti.  Lo vas a lograr, aunque los tiempos parezcan oscuros.  Lo vas a alcanzar porque tiene tu nombre.  Lo vas a lograr, porque es tuyo.  Lo vas a lograr, aunque ni tu mismx lo crees.  Lo vas a alcanzar porque ASÍ TIENE QUE SER.  Porque así está escrito.  Porque no te hubiesen puesto esa idea en ese cerebro si no fuera tuya. 

4 Comments

  1. Lia

    Wow! primero que nada muchas felicidades por tu meta!, y mejor no pudiste decirlo ” Los tiempo de Dios son perfectos ” y aunque aveces no lo entendamos a la primera lo son, por algo pasan las cosas y cuando suceden son así perfectas, y tu consejo sobre escribir y ver tus metas a diario es una ayuda muy grande un recordatorio constante, gracias por compartirnos tu experiencia. Un abrazo!

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.