¡¡Quiero mi Casa!! 5 Cosas que Aprendí al Comprar mi Casa

En febrero finalmente hicimos el cierre de la casa.  Fue un proceso bonito y desesperante a la vez. Ahora, la verdad es que aprendí algunas cosas y aquí las comparto para que tú te puedas saltar esas cosas.

  1. Haz una Lista de las Cosas que Quieres

Una de las cosas que más ayuda en todos los aspectos de la vida es planearse.  Cuando tienes una lista de las cosas que quieres es más fácil buscar, porque sabes lo que estás buscando.  Tal vez puede parecer un poco obvio, pero cuando empieces a ver casas o apartamentos o lo que sea que estés buscando esto va a ser mucho más sentido.

Cuando se están viendo casas todo se distorsiona.  Las cosas no se ven como realmente son.  Hay MUUUUUCHOS detalles a los que no le ponemos atención por la emoción.  Eso me lleva al punto dos.

2. Busca una Persona Experta

Una persona experta que se dedique a ver casas constantemente y que pueda mirar todos esos detalles a los que no estamos acostumbrados.  La verdad es que muchas veces sólo nos dejamos llevar por la estética y no le damos la importancia a lo que la tiene.  Recuerdo la primera casa que vimos, la realtor (corredor de bienes raíces) se arrodilló y tocó el piso porque vio una mancha que apenas se notaba.  Rápido nos dijo, cuando llueve el agua llega hasta aquí.   Ajá…. Jamás hubiese mirado eso.

Tienes que confiar en la persona, por eso es importante que escojas bien.  Como nos dijo el tío de JP cuando estábamos en el proceso.  El realtor trabaja para ti, tiene que buscar lo mejor para ti.  Aquí ya no estamos hablando del dinero, ni cuan rápido o cuanto te tardes en encontrar lo que quieres.  Hablamos de confianza, de paciencia y de amor por su trabajo.  Con esta persona vas a pasar bastante tiempo durante el proceso, no necesariamente tiene que caerte súper bien, pero si tienes que tener la seguridad de que la persona te esta ayudando y no hundiendo en el proceso.

3. Establece un Presupuesto

Este es un o de los puntos que considero más IMPORTANTE.  Siéntate y saca cuentas de las cosas que tienes que pagar y con eso haz el presupuesto REAL de lo que puede pagar por tu casa. Si ahora mismo estás en alquiler, al menos ya sabes que esa cantidad de dinero la tienes disponible mensualmente.

Una idea que aprendimos bajo el programa que nosotros compramos la casa fue, ahorrar una cantidad estipulada de dinero.  Además, ahorrar lo adicional que nos faltaba para completar nuestra mensualidad de la casa.  Me explico.  En el apartamento, por dar un ejemplo, pagábamos $870 y la mensualidad que queríamos pagar en la casa era $1.400. Mensualmente había que pagar la renta y poner en una cuenta de ahorro los $530 que faltaban para poder completar los pagos de la casa que queríamos.

Eso te ayuda a ver si realmente estás listo para pagar la cantidad que quieres o si tienes que ajustar algo más.  Comprar una casa conlleva mucho más que una mensualidad.  Hay gastos de cierre (NACA, el programa por el cual nosotros compramos la casa no tiene gastos de cierre), pronto y el seguro de la casa entre otras cosas.

Un último consejo en esto del presupuesto es que ahorres una cantidad de dinero suficiente para poder enfrentar cualquier problema grande que surja cuando ya estés en la casa.  Dios quiera y no suceda nada.  Ahora, si pasara algo grande, vas a tener los medios para poder afrontarlo y no verte con una casa nueva, con el dinero justo para pagar tu mensualidad y ¿qué hacemos con el problema?

4. Qué Tus Deseos sean tus Límites

Siempre nos dicen que en la vida no hay límites, que los límites te los pones tú.  Bueno, pues aquí es necesario que te pongas los límites.  Ya tienes una lista de las cosas que deseas y quieres que tenga tu casa, sabes tu presupuesto ahora falta la parte más importante… encontrar una casa que cumpla con esos requisitos.  Hay algo que tengo que decir aquí; LA CASA QUE TIENE LO QUE TU TIENES EN TU LISTA CON EL PRESUPUESTO QUE TIENES EXISTE.  Lo importante es tener la paciencia de encontrarla.

El proceso no es fácil.  En muchas ocasiones nos desesperamos.  Miramos y miramos casas y como que la nuestra no llega.   Vemos hermosuras que no se ajustan a nuestro presupuesto y vemos otras que, si están dentro de lo que podemos pagar, pero no tienen todo lo que estamos pidiendo.

Nosotros no sabíamos cuál sería nuestra casa.  Sabíamos lo que queríamos que tuviera, pero ya.  Así que hicimos una lista de las casas que tenían todo lo que deseábamos y que se ajustara a nuestro presupuesto y comenzamos a enviar ofertas.  No teníamos ideas de cual sería nuestra casa.  Hicimos nuestro trabajo y dejamos lo demás en las manos de Dios, literalmente.  Ahora estamos ENAMORADOS de nuestra casa y nuestro vecindario.  Tenemos todo lo que pedimos Y MUCHO más.

5. Olvídate de la Decoración

Acabemos con este consejito que te va a ahorrar mucho dinero.  ¡¡¡¡¡Olvídate de la Decoración que tenga la casa en el momento en que la veas!!!!!  Una muchacha que estudió conmigo en la maestría me dijo estás palabras que aún guardo con mucho aprecio y que fueron un EXCELENTE consejo, que algunos años después pude poner en práctica, GRACIAS GABRIELA.  Todo se puede con AMOR Y PINTURA.  Cuanta razón había en esas palabras.

Literalmente tu puedes transformar una casa con pintura y mucho amor.  Una vez tu tengas lo que quieres y PUEDES PAGAR, hago hincapié en esto, porque de nada te sirve tener una casa que no puedas pagar, NO LA VAS A DISFRUTAR.  Mi casa ya no se parece en nada a lo que era.  Aún nos queda mucho trabajo por hacer, pero ahí vamos.

La decoración la vas a hacer tu.  No importa como se vea la casa ya verás que tu la vas a cambiar a como tu quieras.  Tampoco me mal interpretes y vayas a comprar una casa que se está cayendo en cantos por que eso es lo que te puedes permitir, porque eso tampoco funciona.  Si ese es el caso, ahorra primero lo que necesites y luego das el paso.

Lo que te quiero decir es que mires las cosas importantes.  Lo que te importa que tenga la casa, marquesina para dos carros, dos pisos, un piso, tres cuartos, dos baños… lo que sea que estés buscando.  Porque el color que tenga la casa eso lo puedes cambiar.  Los cuadros los van a quitar antes de entregarte la casa.  Eventualmente tu le vas a poner tu estilo.  Lo importante es que tenga lo que tu querías. Lo demás tu se lo vas a añadir o modificar.

No sé cual de los cinco puntos necesitabas leer, pero bueno aquí están todos para ti.   Si conoces a alguien que también está en este proceso no dudes en compartirlo.

Sayonara… hasta la próxima.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.