Mi Boleto de 5 años

Cuando descubrí que en Atlanta había un museo del niño no esperé ni un segundo para buscar información. Estaba decidida a ir y vivir la experiencia, aunque no tengo ningún niñx propio. Mis planes se aguaron casi inmediatamente cuando descubrimos que para poder entrar al museo NECESITAS UN NI˜X, y como les acabo de decir no tengo ninguno, a excepción de la niña que vive dentro de mi.

Read More