Casi dejo calvo a JP

Así como lo leen, le pasé la máquina a JP con el peine número 1, creo que así es que se dice. 

Bueno la verdad es que no es la primera que vez que lo recorto, pero si es la primera vez que le paso ese peine.  Nunca me había dejado pasar del 3.  El que conoce a JP debe saber que hay casi obligarlo para que vaya a recortarse.  Claro, a menos que no tenga un viaje o una reunión importante en el trabajo, ahí nadie le tiene que decir nadita de nada.   Después se atreven a criticarnos a las mujeres en decirnos que nos arreglamos para las otras mujeres, ajá, ¿y ustedes varones?

SEGUIR LEYENDO